seguro de hogar y robo

Es indudable que uno de los momentos más delicados del año en cuanto a seguridad se refiere en el hogar es el verano.

Ya disfrutemos de unas largas vacaciones o solamente puntuales, es habitual dejar el hogar durante un tiempo para disfrutar en otros lugares de ese tiempo tan duramente ganado para el ocio y para descansar.
Es por ello que debemos adoptar ciertas medidas cuando queremos abordar esos días de vacaciones para mantener nuestro hogar seguro, además de adquirir un seguro de hogar que nos cubra frente a robos y violencia.

Te dejamos unas recomendaciones o tips para mantener tu casa segura:

Persianas y ventanas

Mantener las persianas a medio cerrar da la impresión de que la casa no está totalmente cerrada sino que puede estar simplemente protegiéndola de los rayos solares, además limitar la visiblidad desde el exterior. Las ventanas es esencial que estén cerradas para no ofrecer un punto vulnerable de acceso y las exteriores, si se pueden cubrir con rejas, aporta un grado de seguridad extra.

Electricidad

Es importante no desconectar la electricidad, dejarla en un mínimo para que al pulsa el timbre, suene. ¿Por qué? Pues al parecer porque los ladrones suelen chequear esto para saber si tiene corriente eléctrica pues, de no haber, interpretan que los dueños están fuera y es una oportunidad ideal de robo.

Luces y oscuridad

Aquí encontramos una doble recomendación para estar más seguros. Existen temporizadores que permiten encender luces en el interior de la casa que simulen la vida en el interior para así disuadir a quien esté estudiando el inmueble para el asalto. Se pueden programar a horas distintas para que no parezca totalmente automatizado. Además deberemos tener en cuenta la posibilidad de instalar un sistema que ilumine la puerta por presencia detectada para que la oscuridad no favorezca a los que puedan intentar forzar la entrada o «trabajarla» de alguna manera.

Buzón y vecinos

Tener la complicidad de los vecinos es esencial. O quizás de algún familiar. Un buzón en el que se va retirando progresivamente cada dos o tres días la publicidad da la impresión de que es consultado frecuentemente. Un vecino de confianza puede ayudar con ello, a la vez que también debemos evitar comentar con todos cuándo y cuánto tiempo nos vamos a ir porque no sabemos si pueden reproducir esa información en algún lugar donde haya oídos ávidos de saber esos datos.

Objetos de valor 

Además de tenerlos debidamente asegurados, es esencial que en la propia casa estén a buen recaudo como en una caja fuerte, falsos fondos y tenerlos siempre contabilizados en un listado propio y con su tasación correspondiente. También añadir que es importante que nuestra contabilidad esté debidamente a resguardo para que nadie pueda husmear nuestras cuentas y extractos del banco si los tenemos impresos.

Redes sociales

Por supuesto no publicar en redes sociales dónde estamos y el tiempo que estaremos fuera. Es más prudente, si se quiere publicar, hacerlo a posteriori. Además de disfrutar más la experiencia, podremos ocultar que hemos estado fuera y no presentar nuestra ausencia de casa a posibles vigilantes de las redes sociales con objetivo de robo.