seguro de garaje y trastero

En ocasiones partes importantes de nuestras pertenencias pasan a los trasteros para ganar espacio en el hogar, dejando así más sitio para nuevas adquisiciones, muebles, reformas o simplemente algo como los cambios de ropa por estaciones, esa vieja alfombra de la familia que te regalaron porque te tocó y no sabes dónde meter, la vieja colección de videojuegos y la consola vieja, además de trastos, recuerdos, muebles pequeños o desmontados, etc.

Y en esos trasteros y garajes quedan esas pertenencias que, si tenemos cuidadas, con bolas antihumedad, bien embalados y demás cosas deseables, deberían durar y ser un espacio de almacenamiento limpio y eficaz. Estos trasteros muchas veces están adjuntos a la propia plaza de garaje, o bien ubicados, porque los hayamos comprado en otro momento distinto al de la casa, en otro edificio o ser un almacén dedicado a los trasteros (este último supuesto no nos interesa porque cuentan con su propio seguro).

Un seguro de hogar puede cubrir un trastero siempre que esté en el mismo edificio, aunque también puede quedar cubierto por el seguro de la comunidad si está en el garaje, puesto que se toma como una zona común. En este caso dependerá del tipo de cobertura.

Para ello también tendremos que saber qué límites pone la aseguradora en cuanto a la protección del contenido del trastero, porque no es lo mismo el contenido que el continente. De hecho debemos verificar como medida de previsión si está cubierta la eventualidad de un robo e inundación (habitual en algunos tipos de garaje).

El garaje también es importante tenerlo controlado porque si es anejo a la casa o forma parte de ella hay que saber cuántos vehículos por plaza tenemos cubiertos, si hay una moto compartiendo el espacio del coche, información relevante para actualizar en el seguro ya que podría no estar cubierto si no lo declaramos y en caso de que sucediera algo perderíamos toda opción de reclamación del segundo vehículo.

Es posible contratar un seguro privado que cubra en el caso dado la plaza y el trastero si estimamos que el de la comunidad (el obligatorio) no cubre suficientemente o puede dejarnos en mala situación si sucedira algo, para sí no perder nada, ni opciones ni por supuesto, nuestras propiedades.