Subsidio. Seguro de subsidio para bajas laborales

Seguro de hogar para inquilinos: ¿es necesario?

 

Hay que considerar siempre que, dependiendo del tipo de seguro de hogar obligatorio que tenga contratado el arrendador, un seguro de hogar contratado como inquilinos puede beneficiarnos siempre en cuanto a imprevistos que puedan surgir y también con respecto a aquello que la póliza del arrendador no cubra.

Una buena póliza de seguro de hogar puede beneficiarnos por sus múltiples factores y ventajas, entre otras coberturas para todo lo que no sea un daño estructural o los más habituales, como son las goteras, por ejemplo, y poder cubrir así más eventualidades que de otra manera tendríamos que afrontar sin dichas ventajas que podría cubrir un seguro. Accidentes, negligencias con daños a terceros podrían no estar cubiertos por la póliza del dueño del domicilio por lo que un seguro adecuado de hogar podría cubrirnos y ayudarnos en estos aspectos.

Es fundamental, un seguro de inquilino para poder cubrir cosas como nuestros propios bienes en caso de robo o algún suceso catastrófico, asegurando así el contenido y no solo el continente. Es una forma de protegerse y no olvidemos que muchos seguros de hogar incluyen coberturas en caso de robos, tanto dentro como fuera de casa, por diversas cuantías, fraudes de tarjetas de crédito, daños, sustitución de cerraduras (el casero puede negarse a cubrir una sustitución de la cerradura si has roto la llave por algún motivo, en un mal gesto o por accidente, esas cosas pasan), y un seguro que tú hayas contratado podría ayudarte en este caso concreto.
En sí todo lo que tú hayas llevado a la casa y que sea de tu propiedad puede que no quede cubierto por el seguro de hogar del dueño del inmueble por lo que ordenadores, material, televisor, videoconsolas y aparatos eléctricos pueden quedar fuera de una indemnización por robo, así que asegurarlo no está de más. En muchos casos pueden ser no solo elementos de ocio simplemente sino que también puede ser una o unas herramientas de trabajo y más en los nuevos teletrabajos donde muchas veces con un simple ordenador portátil puedes atender tu negocio.

Así, plantéate un seguro de hogar como inquilino como una manera de protegerte.