El seguro de salud crece por el temor a las listas de espera y la contratación de empresas

El seguro de salud es el que más crece desde el inicio de la crisis y la perspectiva es que siga haciéndolo. La razón de este incremento es la percepción social del deterioro del sistema público de salud, reflejado en las listas de espera, así como el auge de los convenios de empresas que ofrecen estos productos a sus plantillas como parte de la remuneración. Una práctica que crece al hilo de la recuperación porque está muy valorado por los empleados.

En el último barómetro del CIS, de enero, los encuestados afirmaron (en respuesta espontánea) que la sanidad era el tercer problema que “más les afectaba”, solo por detrás del paro y los problemas económicos, y más que la corrupción o los problemas de la educación. En la sociedad crece la percepción de que hay un deterioro de la sanidad pública por lo que necesitan asegurarse.  Actualmente la población se queja de que la sanidad pública trata de evitar las pruebas diagnósticas costosas poniendo excesivas trabas para realizarlas, además de largas listas de espera. Además se quejan de que se restringe el acceso gratuito a las medicinas y ven como las instalaciones se están deteriorando sin renovarlas.

Los ciudadanos están cambiando sus hábitos sociales y la salud se está convirtiendo en un tema prioritario para muchos ciudadanos. Los ciudadanos cada vez demandan más y mejores servicios sanitarios. Se comienza a percibir que la sociedad está dando prioridad al cuidado de la salud, pasando de considerarse un lujo a verse como algo necesario. 

El deterioro de la sanidad pública es la principal razón que explica que alrededor del 20% de la población tenga seguro privado.  Siendo las provincias con mejor economía las que disponen del seguro privado en un porcentaje más alto (Madrid un 33% de la población tiene seguro de salud; el 28,3% de la población de Cataluña, el 28% de la de Baleares y el 21,4% del País Vasco). Este dato denota que todavía la población antepone otras prioridades a la salud, quizás por desconocimiento de la situación actual, o por verse invulnerables a la enfermedad. Pero cuanto más tiempo se tarde en acceder a la sanidad privada mayor es la probabilidad de sufrir una enfermedad que luego no pueda ser asegurado y deba sufrir la precariedad de la sanidad pública. 

Puede ver la noticia en el país

Imagen durante una consulta médica.http://economia.elpais.com/economia/2017/03/10/actualidad/1489165676_284991.html

A %d blogueros les gusta esto: