La verdad sobre los cambios de aseguradora. En la actualidad hemos adquirido unos hábitos con los seguros de salud como con los seguros de los coches. Cuando llega el nuevo año y nos llegan las subidas de precio de los seguros (algunas compañías son desorbitados) rápidamente buscamos una nueva compañía más barata. Pero con la salud todo es diferente.

¿Pero el cambio es beneficioso o es perjudicial?

Depende de muchos factores. A continuación te mostramos que debes saber y que debes hacer para no llevarte sorpresas. 

1.- Las compañías solo permiten el cambio de seguro de salud antes del mes de Diciembre

Según la ley de seguros española, para dar de baja tu seguro médico, debes avisar un mes antes de la fecha de renovación. Las pólizas de salud generalmente vencen el 31 de Diciembre. Si desea solicitar el cambio de compañía debes avisar a tu aseguradora con al menos un mes de antelación, por lo que debes avisarles antes del 30 de noviembre de que deseas finalizar el contrato con tu compañía.  Debes hacerlo por escrito para que no existan dudas. 

2.- ¿Si tienes enfermedades es posible que no puedas contratar el seguro de salud con otra compañía? 

Siempre podrás cambiarte de compañía, lo que ocurre es que para contratar cualquier seguro de salud es necesario una declaración de salud previa. Si en la declaración indicas que tienes alguna dolencia (preexistencia) u operación es posible que la nueva compañía te excluya esa patología.

3.- Pide que te anulen los periodos de carencia antes de cambiarte de compañía

Los periodos de carencia son el tiempo que no puedes usar ciertos servicios del seguro. Con esto las compañías se aseguran de que no contratas el seguro solo para realizarte una operación. Pero si demuestras que ya tienes un seguro de salud en los últimos 60 días, te pueden eliminar estos periodos de carencia. Solicítalo.

A %d blogueros les gusta esto: